Entrevista con Kerrang!: Lo sentimos, chicos, el perro se comió nuestros deberes… | Traducido

Se suponía que septiembre nos traería el nuevo álbum de Fall Out Boy pero luego… Bueno, ¿cuál es la razón exacta detrás del retraso de MANIA hasta el año que viene? Pete, Patrick, Joe y Andy invitaron a James McMahon a Los Ángeles para confesarse…

La mañana del 3 de agosto de 2017, El Año de Nuestro Señor, Patrick Stump, la enternecedora, llevadora de fedoras voz de su generación, se anunció en Twitter – un medio al que no tiene mucho aprecio, todo sea dicho; su último tweet fue un mes antes, un breve anuncio del videoclip de Champion – para escribir un mensaje que explicaría el porqué de su séptimo álbum, MANIA, planeado para ser lanzado el 15 de septiembre, no llegaría a tiendas para entonces, como era el plan.

Y así Patrick empezó a escribir la nota en Twitter, que luego accidentalmente borró. Por lo que tuvo que reescribirla. “Sí, vamos a aplazar la fecha de lanzamiento al 19 de enero”, él escribió, la segunda vez. “Sí, es una mierda. Tuvimos largas charlas y mucho peso en ello y conjuntamente pensamos que sería lo mejor…” Luego Patrick hizo algunos chistes sobre el estudio explotando. Alienígenas robando los másters de grabación. Concluyó con “Gracias por entenderlo y perdón por hacer esperar a todo el mundo…” Patrick recordó guardar esta versión. La envió.

Y en ese mismo momento, en algún lugar del mundo, un estudiante estaba pensando en qué decirle a su profesor sobre porque sus deberes no estaban hechos. Algunos perros se vuelven realmente hambrientos. Los deberes están sabrosos.

La pregunta es: ¿Cómo de hambriento está el perro de Patrick Stump? “¿Por qué no está listo? Preguntó el cantante, retóricamente, cuando se le preguntó que explicará su post en Twitter. “La verdad es, fue comunicación” él dijo, después de un año. “Estábamos trabajando realmente bien. Las ideas eran muy buenas, y una gran parte del trabajo que habíamos hecho iba a terminar siendo parte del álbum… Pero… No sé…”

Kerrang! Y Fall Out Boy conversaron hoy en Los Ángeles, ahí fuera en el estudio de fotografía The Forge. Dentro, al guitarrista Joe Trohman le están tomando su foto. El batería Andy Hurley se sienta cerca, observando, descendiendo por su garganta tatuada su comida mexicana vegana para llevar. Fuera, Patrick se tuerce y gira en su asiento, como un hombre intentando pulir la madera que hay debajo con su trasero. Pete Wentz está sentado a su lado, riéndose del malestar de su amigo, Patrickesque combate la incomodidad.

“Con el paso de los años yo y Pete hemos conseguido llegar a un punto donde podemos discutir qué es lo que nos gusta y lo que no” el cantante continua, se levanta el sombrero, rascándose. “Pero no sé qué es lo que fue… Tal vez es tratar con nuestros hijos… Pero de algún modo llegamos a un lugar donde tal vez estábamos siendo un poco discretos entre nosotros. Llegó a un punto donde teníamos que entregar el álbum y fue como, “No me gusta… Espera, ¿A ti [tampoco] te gusta? ¡¿Pensaba que a ti sí que te gustaba?!” Era casi como el elefante en la habitación donde nadie está siendo realmente honesto sobre lo que piensa acerca de él…” Patrick se ríe a carcajadas hacía algo que él pensó antes que ninguno.

“¿Sabes cuando estás intentando decidir el restaurante al que quieres ir a comer con tu familia?” se ríe, “Y es como, “Vamos a ir a comer a cualquier sitio”” y tú estás como, “No, ¡elegid un jodido lugar a donde ir!” fue un poco así, pero a mayor escala…”

“El dinero es genial” añade Pete, ondeando sus manos al tiempo que habla, como Pete Wentz hace cuando está entusiasmado sobre lo que está diciendo “Los conciertos en grandes arenas son geniales, también. Pero el tiempo es la única cosa importante del mundo. No voy a mirar a mis hijos y elegir volar por la mitad del mundo con un álbum mediocre. ¡No merece la pena para mí! Podríamos lanzarlo, y a la gente podría gustarle o no y estaría bien, pero para mí eso no merece la pena…”

Patrick lleva la intensidad de la conversación un escalón hacía abajo. “Hay álbumes que son parte del zeitgeist y conectan con gente y están hechos casi para ello, y es importante entender que no todos los álbumes pueden ser así y eso no debería detener el crear álbumes que tú necesitas hacer. Nosotros entendemos eso como artistas. Pero eso no puede ser una excusa para publicar basura. ¿Para qué molestarse?”

¿Alguna vez has sentido que lo has hecho? “No” contestó, en un santiamén. “¿Así que para que empezar ahora?”

“Hemos hecho elecciones raras” dice Pete, “Como por ejemplo, hemos elegido un mal single, o hemos lanzado PAX AM DAYS [EP Punk de 2013] o un álbum remix de hip-hop, y hemos llevado nuestras expectaciones acordemente… Pero nunca hemos lanzado algo en lo que no creemos. ¡Nunca!”

“Y aquí está la cosa” dice Patrick “Cualquiera que haya lanzado un álbum mirará hacía atrás y dirá ‘Argh, deberíamos haber hecho esto” o “Deberíamos haber hecho eso…” Así es tanto si haces un álbum punk rock o la Mona Lisa. Pero si hablamos de la metáfora de la pintura; si dejas el pincel y te vas, deberías estar feliz con alguien viendo tu obra. Nunca lo hecho y jamás publicaré algo que no sea lo mejor que he hecho. No lo haré. La banda no lo hará…” se ríe. “Después de todo, soy yo quien lo va a cantar…”

Somos una revista de rock, no un profesor, y lo compramos. Pero aún no vamos a dejarles ir tan fácilmente…

Fall Out Boy no es algo de poca relevancia. Hay un montón de piezas. Un motón de partes móviles. Es una gran máquina. Y lo que realmente queremos saber, porqué estamos cansados, es qué pasa cuando Patrick Stump y Pete Wentz tienen que estar en frente de la gran máquina y decir “Lo sentimos, necesitamos un poco más de tiempo…”

“Asíiiii que… sí… la gente se volvió loca” dijo Pete, como si lo dijera mientras se desliza por un tobogán de agua. “¿Sabes cuando en las películas hay una enorme embarcación que se para y los candelabros empiezan a temblar? ¡Así es como jodidamente pasa!

Patrick está matándose así mismo de risa, pero riéndose en ese modo maníaco cuando te tiras una taza de té sobre tu iPhone, porque si no te rieses, llorarías.

“Pero el tour sigue en marcha” dice Pete “Y las visuales de MANIA siguen siendo parte de ello, y el diseño del escenario sigue siendo el mismo”. Con suerte tocaremos alguna de las nuevas canciones… Y podemos encontrar alguna forma de decir “¡Gracias por esperar!”

“La verdad es que el álbum ha crecido potencialmente desde mi tweet” dice Patrick. “Es mucho mejor de lo que era. Hay libertad ahora que no tenemos que pelearnos para llegar a las fechas de lanzamiento. Y hay canciones de las que no estábamos seguros y que ahora hemos podido pasar tiempo con ellas; canciones que no iban a lograr estar en el álbum pero que ahora lo harán. A veces está bien tener una fecha límite, pero cuando tú sabes que no vas a llegar, entonces no deberías estar creando arte con una fecha límite… Es como “Vale chicos, ¡vamos a lanzar esto que a ninguno de nosotros nos gusta!”

Hasta ahora, todo muy risueño. Pero aquí hay una pregunta que se está muriendo por ser preguntada. Y es una pregunta por la que estamos preocupados de oír la respuesta. Veamos, cuando Fall Out Boy entró en hiatus en 2009, lo hicieron por la falta de comunicación entre los miembros, y costó casi cuatros años hasta que los miembros estuvieran listos para continuar sus operaciones. Antes en esta conversación, tal vez recuerdas a Patrick mencionar algo sobre los problemas de comunicación siendo la razón por la que MANIA no está con nosotros como estaba planeado. Así que, ¿cuál es la diferencia entre aquella vez, y está última? Una grande, esperamos…

“Fue un tipo de problema de comunicación totalmente diferente al anterior” dice Patrick, cuidadosamente. “Antes del hiatus, había resentimiento detrás de las cámaras, creo. No hablamos entre nosotros, así que cada vez que no sabíamos los unos de los otros, era como, “Él es un gilipollas” o “Él me odia” o lo que sea. Ahora es como… Mira, es lo que dije, tal vez sea la paternidad, como vivimos ahora… “A veces tengo que dejar a Patrick en aislamiento…” dice Pete lentamente, y Patrick se ríe a carcajadas de nuevo.

“No sé” continua Patrick “Creo que tal vez teníamos miedo de dañar los sentimientos del otro o algo. ¡Nadie admitía el no gustarle algo!”

“Componer es raro” dice Pete “No todas las canciones necesitan ser como November Rain [Guns N’ Roses] y tener dos solos de guitarra, pero tal vez necesitas probarlo; ir por ese camino. Así es como consigues la buena mierda…”

“Eso es un buen punto” dice Patrick “No quería correr con este álbum. Creo que la pregunta “¿Cómo suena un álbum de Fall Out Boy en 2017?” es una buena pregunta. Como Light ‘Em Up [My Songs Know What You Did In The Dark, álbum Save Rock and Roll 2013] a pesar de mi existencia, tuvo una gran relevancia en los deportes. El movimiento inteligente de negocio sería ir ahí y reconsiderarlo. Pero nosotros no queremos eso. Queremos algo innovador, y hacer eso trae probar y fallar, y a veces hay errores. Quiero decir, hemos intentado hacer muchas cosas raras, una gran parte de ello no conseguiría terminar en el álbum, seguramente, pero es emocionante probar…” Patrick ríe.

“Aquí tenéis un poco de información divertida. Compuse esta pieza completa para una orquesta. Toda esta cosa, esta pieza orquestal. Pero entonces dijimos “Nope, esto no tiene nada que ver con este álbum…” ¡Habíamos contratado ya una orquesta sinfónica para que la tocara! Pero decidimos que “Nope, tal vez no deberíamos estar haciendo esto…” Muchas cosas suenan bien en papel, sabes…”

Hoy, hemos terminado contentos sabiendo que Fall Out Boy no van a volver a estrellarse con la pared que quito el rock durante cuatro años de esta extraordinaria, creativa banda, ocho años atrás; conformes con que la comunicación entre el grupo se cortó brevemente pero no irrevocablemente; y sí, están perdidos en la música, perdidos en ideas, perdidos en experimentar – y quién coño sabe si MANIA, el musical, puede producirse. (aunque podemos darte datos sobre las tres demos que hemos escuchado hasta ahora) Pero hasta que el perro metafísico de Patrick Stump escupa los deberes perdidos, estamos felices de darles la más corta de las prorrogaciones, incluso estando ligeramente preocupados de que el nuevo álbum de Fall Out Boy pueda contener un solo de fagot.

Nos vemos en enero, chicos. No lleguéis tarde.

 

Artículo original de Kerrang!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s